Una habitación especial

¡Qué bonito es montarle la habitación a tu hijo! Puedes montarlo todo a tu gusto, añadir mil cositas y, además, contemplarlo cada día. Se trata de un espacio que hace una ilusión especial, por eso se cuida cada detalle. Eso es exactamente lo que hizo esta madre con la habitación de su hijo. En este caso no hubo que poner un estuco, ni quitar gotelé, ni aplicar unas tierras florentinas. Simplemente había que decorar jugando con los colores.

Él ya empezaba a hacerse mayor y había que renovar la estética de la habitación. Lo pensó todo y le dijo al pintor que quería la habitación en dos colores: blanco y gris plomo.

El color blanco del lado superior de la pared le da un toque de luz y sensación de amplitud, mientras que el lado inferior de color gris rompe con el blanco y le da un toque cálido y acogedor. Son dos tonos que encajan a la perfección. También las largas cortinas que cuelgan de la barra blanca situada encima de la ventana son un elemento fundamental de la habitación, ya que dejan pasar la luz exterior, llenando de vida el cuarto. 

Georgina 23/09/2014 Ideas para pintar habitaciones , decorar

Las dos camas siguen con la idea de la combinación de estos colores. El nórdico blanco que cubre las camas colocado de forma impoluta hace resaltar los dos cojines grises, situados de forma desordenada en el extremo de la cama. En la parte superior podemos ver una cabecera de pique blanca, encuadrada con una tela gris, que crea una sensación de elegancia y comodidad. No podemos dejar de mencionar la alfombra gris situada a los pies de la cama que rompe con el suelo de parquet marrón. Como podemos observar la habitación es muy sencilla, pero a la vez está llena de pequeños detalles que le dan un toque único, especial. Si nos fijamos en los pomos de los armarios vemos que están formados por una cuerda basta y gruesa de color marrón que le da un aire distinto a la habitación.  ¡Qué originales son! También podemos observar un cuadro de estilo “vintage” y desenfadado ubicado en el lado blanco de la pared. Siempre, respetando los tonos con que juegan todos los elementos de la habitación. En el pomo de la puerta de entrada, hay un corazón de cuadritos blancos y marrones colgado con la palabra “Welcome” que te invita a pasar y descubrir la sencillez y elegancia de esta habitación. 

En un rincón de la habitación se encuentra una silla antigua pintada en blanco dándole un toque también un poco “vintage” que combina en perfecta armonía con el resto de la habitación. A parte de ser un elemento decorativo, también tiene utilidad práctica. Como en toda habitación, no puede faltar la mesilla de noche. En este caso se trata de una mesilla de color blanco con cuatro cajones para poder guardar gran cantidad de objetos. Encima está situada una luz de estilo rústico. Cualquier excusa es buena para pintar y redecorar tu hogar. Y si consigues dejarlo así de bonito, todavía más.

¿No sabes a quién elegir? ¡Te ayudamos a encontrar al pintor que necesitas!

También puedes llamarnos al 931 937 854 y te ayudaremos en tu proyecto de pintura.

Información de Cookies
Pintorist.es utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí, en la política de cookies.
Aceptar Cerrar Configurar