La iluminación correcta

A la hora de hacer un proyecto de interiorismo, muchas veces la iluminación pasa a ser un tema secundario, cuando en realidad la luz es el factor clave que modificará colores, dimensiones y ambientes. Así pues, habrá que empezar teniendo en cuenta qué cantidad de luz nos aportará el sol y por otro lado, cuánta luz artificial tendremos que añadir. Al final, todo esto tendrá que tenerse en cuenta también para elegir con qué colores pintar, si pintamos en liso o aplicaremos alguna técnica como el estuco o las tierras florentinas, etc.

Carmina Argemí, Interiorista 08/06/2015 Iluminación , antes de pintar

En cuánto a la luz del sol, habrá que controlarla si tenemos algún gran ventanal que tiñe con demasiada luz la estancia y por ello crea un efecto deslumbrante. Habrá que recorrer entonces a algún tipo de persiana (preferentemente de lamas graduables) o bien cortinas para suavizar este efecto y graduar su intensidad según deseemos. Por el contrario, si se trata de un espacio con poca luz natural, como puede ser un sótano o unos bajos, tendremos que reforzarla con la ayuda de luz artificial.

La iluminación correcta debería adaptarse a los diferentes espacios
dónde se realizan actividades distintas, véase como ejemplo el salón: no necesitamos la misma luz cuando estamos en el sofá, que cuando vemos la tele o cuando estamos en la mesa comiendo. Así pues, tendremos que disponer diferentes puntos de luz y lámparas para repartir la iluminación en el espacio y encender aquellas que nos convengan según la actividad que realicemos en cada momento. En este caso, encima de la mesa podremos poner uno o varios puntos de luz suspendida o encastrada en el techo y en cambio, para ver la tele o estar en el sofá con amigos, podremos encender lámparas auxiliares de pie con menos potencia que nos ayudarán a dar una luz más atenuada y agradable.

Hay que tener muy en cuenta que en las zonas dónde tengamos que trabajar, leer o bien manipular alimentos, tendremos que iluminarlas suficientemente para que sea un espacio de trabajo cómodo y apetecible. Para eso, no solamente será importante la iluminación, también los colores de la pintura plástica que usaremos, si ponemos paneles decorativos, etc.

En el caso de que tengamos muchos puntos de luz encastrados en el techo, podemos recurrir a los reguladores de intensidad, que nos permiten ajustar la luz de las bombillas según las necesidades de cada momento.

En la actualidad los leds están a la orden del día, puesto que tienen muchas ventajas como que consumen muy poco, duran más, no emiten calor y no hacen ruido, entre otras. Lo que sí hay que tener muy en cuenta es que no sean ni muy frías de luz azulada ni tampoco pasarse con la calidez del amarillo, para conseguir una luz más bien natural. También están las bombillas de bajo consumo, que tienen el mismo problema pero que nos ayudarán a ahorrar en electricidad.

Una vez tengas claro cómo vas a iluminar el espacio, ya puedes pensar en la pintura, en cuanto cuesta quitar gotele, o en el precio de pintar una casa. Pintorist.es te lo pondrá fácil.

¿No sabes a quién elegir? ¡Te ayudamos a encontrar al pintor que necesitas!

También puedes llamarnos al 931 937 854 y te ayudaremos en tu proyecto de pintura.

Información de Cookies
Pintorist.es utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí, en la política de cookies.
Aceptar Cerrar Configurar