Estuco Veneciano

El estuco veneciano es relativamente nuevo en España. Llegó en los años 80 de la mano del fabricante Montó. Es un material que imita el acabado del estuco tradicional planchado al fuego. Se usa en una gran variedad de ambientes para conseguir efectos decorativos elegantes. Si contiene polvo de mármol es transpirable y muy duro, por lo que puede tener ciertas propiedades interesantes: se puede poner en exteriores, en baños, cocinas, etc. Sin embargo, si no lo contiene se pone por motivos puramente estéticos, ya que no tiene la resistencia para estar en ambientes agresivos. En la primera imagen podemos ver, de izquierda a derecha y de arriba a abajo: un antiguo estuco a la cal (restaurado),  un estuco con polvo de mármol y un estuco veneciano estándar.

Según la composición del material usado, podemos diferenciar tres tipos de estuco veneciano:

Navarro&Sanmartí, Pintor Certificado 12/11/2015 estuco , estuco veneciano

1. Estuco de cal y resinas. Es el más habitual y el que más se parece al estuco original en cuanto a los acabados. Es muy natural y, con él, se puede conseguir un acabado muy liso y brillante. Tiene el mismo ciclo que la cal natural (carbonización), lo que supone que adquiere su mayor grado de dureza cuando han pasado unos meses desde su aplicación. Aunque suele aguantar bien el paso del tiempo, para mantenerlo en buen estado es aconsejable ir aplicando cera natural periódicamente. Por su composición, no es adecuado para exteriores. No aguantaría la intemperie. Es importante saber que al llevar cal se puede teñir, solamente, con tintes naturales. Si se usaran otro tipo de tintes se podría producir una reacción química que cambiaría el color. El producto en sí, se presenta en forma de pasta que se aplica a la pared.

2. Estuco de cal, resinas y mármol. Es parecido al anterior aunque las pocas diferencias que tiene son importantes. En cuanto a su acabado, es menos brillante, pero permite un acabado liso o texturado según lo que se pretenda. El hecho de incorporar mármol lo convierte en un producto mucho más duro y transpirable. Eso permite que se pueda usar en zonas de aguas (baños, saunas, etc.) y también en exteriores.

3. Estuco sintético. Los avances tecnológicos de los últimos años han permitido la creación de productos que imitan al estuco veneciano natural. Se puede presentar tanto en pasta como en polvo. Encontraremos algunos que llevan cal y otros que no, según el fabricante. Normalmente son más económicos y consiguen resultados visuales muy similares. Por contra, ni son tan naturales ni tienen las mismas propiedades.

Para aplicar el estuco veneciano se necesita un soporte firme, sobre el que se aplicarán un par de manos del producto. Normalmente es recomendable la aplicación de un fijador acrílico para conseguir que el estuco se adhiera bien a la pared. La aplicación la haremos con lana o con una espátula. Para conseguir dar el grueso necesario basta con tapar completamente el soporte con cada una de las manos que se darán. Es importante no presionar demasiado el material cuando se aplican estas dos manos de fondo, aunque tienen que quedar lo más lisas posible. Para tener un acabado liso, pasaremos papel de vidrio para igualar la superficie si fuera necesario. Antes de hacer la tercera pasada, será importante limpiar bien todo el polvo que puede haber quedado en la pared. Seguidamente, daremos una tercera pasada con muy poco material y presionando mucho. Tenemos que intentar usar la lana con movimientos semicirculares que se convertirán en las “aguas” que caracterizan al estuco veneciano. En la aplicación con espátula, tendremos que hacer lo mismo, pero con la diferencia de que las “aguas” nos quedarán mucho más pequeñas. Antes de que se seque esta última capa, tendremos que fregarlo con la lana, que tendrá que estar muy limpia para evitar rasguños. Esto nos permitirá abrillantar la superficie, aunque tendremos que vigilar de no clavarla a la pared. Será entonces cuando le podremos dar el acabado final con cera.

Como ha quedado claro, se trata de un proceso complejo y en el que es de vital importancia utilizar los materiales adecuados. Por este motivo, la recomendación es contratar a un profesional que tenga experiencia realizando este tipo de trabajos. Si estás interesado, no dudes en hacer una solicitud y Pintorist te recomendará a pintores de tu zona que se especializan en este tipo de trabajos y que se ajustan en precios.

*En las imágenes podemos ver estucos venecianos realizados por Navarro&Sanmartí, empresa de pintores que cuenta con el Certificado de Pintorist.

¿No sabes a quién elegir? ¡Te ayudamos a encontrar al pintor que necesitas!

También puedes llamarnos al 931 937 854 y te ayudaremos en tu proyecto de pintura.

Información de Cookies
Pintorist.es utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí, en la política de cookies.
Aceptar Cerrar Configurar