Cuando pintar una escuela es un placer

El mes pasado, uno de los mejores pintores en Barcelona pintó una escuela situada en Terrassa llamada Airina. Son dos edificios antiguos que llevan más de 50 años viendo como centenares de niños y niñas aprenden y se forman como personas. Es una escuela pequeña, en la que la cercanía con los alumnos y los padres es vital para crear una atmósfera única. Nuestro reto era ayudar a que el edificio contribuyera a este ambiente tan especial con el pintado de algunas partes ya deterioradas. Era un trabajo variado: había que realizar unos trabajos en las fachadas de uno de los patios, pintar azulejos, etc.

Nos pidieron presupuesto para la realización de varios trabajos de pintura. Por un lado, nos pidieron pintar la fachada de uno de los patios. Había dos paredes que estaban muy degradadas y la cal se había desprendido de la pintura y había dejado la pared manchada de blanco. Otra de las tareas era pintar unas baldosas que ocupaban la mitad inferior de las paredes de una sala y un pasillo muy usados en la escuela. Eran unas baldosas que le daban un aire antiguo al espacio y querían “modernizarlo” sin necesidad de quitarlas. Por último, había que pintar el comedor. Un espacio que siempre tiene que estar bien limpio para fomentar la higiene del sitio donde se come.

Quique, COO de Pintorist 16/04/2015 Pintar colegio

Mandamos a tres pintores a visitar el colegio y a ver los trabajos que se tenían que realizar. En estos trabajos más complejos es importante que los pintores no solo tomen medidas, sino que también expliquen a los clientes lo que ellos harían, cómo lo harían y darles algunas recomendaciones. Esto es lo que hizo José que, gracias a su formación en las mejores escuelas de España y Francia, se ganó a la dirección de la escuela con sus explicaciones y consiguió el trabajo.

Utilizó pintura ecológica, que prácticamente no se olía y que no era peligrosa para los niños
, que todo lo tocan. Además, se adaptó al horario pintando antes y después de que los niños estuvieran en el colegio. La fachada del patio, la pintó con buenos productos reparando primero las partes desconchadas. De hecho, él vio que los problemas de la cal que había manchado la fachada se debían al uso de productos que no eran suficientemente buenos, con pocos años de resistencia y no quiso caer en el mismo error.

Por suerte no había que hacer ningún trabajo de estos que son más engorrosos como el alisado de paredes o quitar estucado. Seguro que Jose hubiera podido hacerlo sin que fuera una molestia, pero facilita mucho la labor que se pueda evitar el polvo que generan esos trabajos.

Las baldosas las dejó de un color mucho más moderno y apenas se nota que hayan sido pintadas. Además, pintó de regalo los radiadores de la sala para que el cambio de color entre la pared blanca y las baldosas color crema tuviera continuidad en los radiadores. El resultado fue excelente, incluso al acercarte a ver los pequeños detalles podías comprobar que no se le había escapado ni el más mínimo detalle. La fachada, por su parte, ha cambiado completamente. Ahora es mucho más luminosa. Ha sido como cambiarle la cara a la escuela, parece otra.

En palabras de la dirección de la escuela “Ha salido todo redondo”. Los trabajos se han hecho con precisión y con buenos materiales. No ha variado el funcionamiento de la escuela, ya que el pintor se ha adaptado a sus horarios y necesidades. Y a los niños les ha encantado tener a un pintor en la escuela. Un pintor que les explicaba las cosas y los trataba como si de un profesor se tratara. Tanto la pintura de azulejos, como los trabajos en las fachadas y en el comedor quedaron genial. Ha sido una gran experiencia para la escuela, para el pintor y para Pintorist.es.

¿No sabes a quién elegir? ¡Te ayudamos a encontrar al pintor que necesitas!

También puedes llamarnos al 931 937 854 y te ayudaremos en tu proyecto de pintura.