Así celebramos la Navidad en Pintorist

Este año realizamos la segunda comida de Navidad de Pintorist. Aparte de la comida y de algunas reuniones de trabajo que nos ayudaron a cerrar el año, quisimos hacer algo distinto. Por un lado, al ser Navidad, teníamos ganas de hacer algo para los demás. Queríamos aportar nuestro granito de arena, por pequeño que fuera. Por otro lado, también queríamos ir a pintar con algún pintor. Estamos en una empresa dedicada al mundo de la pintura y teníamos que aprender algo del oficio.

Quique, Director Comercial de Pintorist 29/12/2015 Navidad , pintar

Para poder cumplirlo todo, finalmente apostamos por buscar alguien que tuviera algún pequeño trabajo de pintura por realizar y que no dispusiera de recursos para realizarlo. Encontramos una fundación situada en Terrassa, la ciudad donde tenemos las oficinas. La Fundació Busquets acoge a niños que no pueden vivir con sus familias por distintos problemas. A la vez, da de comer a los más necesitados de la ciudad e incluso les proporcionan ropa de forma gratuita. Los recursos que tienen, los destinan a ayudar a los demás. Queríamos hacer algo por ellos. Sabíamos que pintando alguna de las estancias que tienen no les estábamos solucionando la vida, pero sí que podíamos contribuir en algo relacionado con lo que nosotros hacemos.

Así pues, el viernes 18 por la mañana fuimos a pintar la estancia que nos solicitaron. Por un día dejábamos los teléfonos y los ordenadores y cogíamos las brochas, los rodillos y la pintura. Para asegurar que les haríamos un buen trabajo, nos llevamos al pintor certificado que más valoraciones positivas tiene en el portal: Alonso Pint. Tras más de 350 valoraciones de clientes de pintores en 2015, sabemos que pintar no es tan fácil como parece. La limpieza y los acabados son muy importantes en trabajos de este tipo.

Él nos enseñó cómo teníamos que taparlo todo, nos ayudó a hacer los recortes en todas las esquinas y nos mostró como teníamos que mojar, escurrir y pasar el rodillo para conseguir repartir la pintura de forma uniforme. También nos enseñó a masillar los desperfectos. Además, él diluyó la pintura con agua en la justa medida y ajustó el color con un poco de tinte para conseguir el color exacto que nos habían pedido. Gracias a su ayuda y a su generosidad (él dio su tiempo y material de forma altruista) conseguimos hacer el trabajo durante la mañana.

En la Fundación Busquets se mostraron muy agradecidos con nosotros, aunque los que estamos más agradecidos somos nosotros. Nos dieron la oportunidad de conocer la labor que hacen en la ciudad donde vivimos ayudando a los más necesitados. Descubrimos cómo muchos voluntarios trabajan diariamente de forma solidaria para sacar adelante entidades como esta. Gracias a ellos, somos más conscientes de todo lo que tenemos y viviremos la Navidad de una forma distinta. Nos han ayudado a tener otra mirada. ¡Muchas gracias, Fundación Busquets!

¿No sabes a quién elegir? ¡Te ayudamos a encontrar al pintor que necesitas!

También puedes llamarnos al 931 937 854 y te ayudaremos en tu proyecto de pintura.