¡Me lo pinto yo!

A pesar de que pintar la casa puede parecer una tarea fácil, se trata de una de los más delicadas. Evidentemente, no todos los trabajos de pintura presentan la misma dificultad. No es lo mismo pintar muebles, que pintar azulejos o que decorar paredes

A todos nos gustaría ser un poco más apañados y hacernos nosotros mismos todos los arreglos de la casa. No hace falta ser muy valiente para cambiar una bombilla, pero hay otras tareas, como las que hemos mencionado antes, que presentan más dificultades. Aunque puede llegar a ser muy divertido y reconfortante aprender a realizar algunos trabajos, también hay que andar con cuidado. Al fin y al cabo, se trata de nuestro hogar y nos gusta que todo esté en perfectas condiciones.

Como sabemos de las dificultades que conllevan este tipo de trabajos, hemos elaborado un artículo en el que explicamos cómo pintarse la casa.


Pintorist 30/06/2014 pintar casa , pintar piso , pintar uno mismo

Para evitar sustos importantes en nuestra casa, todos aquellos que os queréis pintar la casa vosotros mismos deberíais tener en cuenta una serie de dificultades que tendréis que afrontar. No queremos que os desaniméis, pero es importante que, si tomáis la decisión, sepáis a lo que os enfrentáis. Las principales dificultades que os podéis encontrar son:

  • Preparación del hogar: Antes de pintar, hay que preparar el hogar para evitar desastres. Un mueble mal tapado, un derrame de pintura o un plástico para tapar agujereado pueden tener consecuencias desastrosas para tu casa… y para tu bolsillo. Hay que asegurarse de taparlo todo como un buen profesional, es una parte importantísima de los trabajos de pintura. Si no se está acostumbrado, también es una de las que nos puede traer más tiempo.
  • Estado de las paredes: En muchas ocasiones, pintar un piso, no significa, simplemente, aplicar pintura a unas paredes. Hay que revisar el estado de las paredes para tapar los agujeros que haya, quitar tacos, reparar las imperfecciones y, a menudo, enmasillar. Hasta que las paredes no están bien lisas, no se debe empezar a pintar (a no ser que tengan algún acabado especial como el gotelé, estucos u otras rugosidades).
  • Elección del tipo de pintura más adecuada: La mayoría de trabajos se suelen realizar en pintura plástica gracias a sus prestaciones. De todos modos, hay muchísimos tipos de pintura disponibles. Los hay de todos los precios y prestaciones. Es importante saber elegir el tipo de pintura adecuado para cada proyecto para no pagar de más, ni estropear un trabajo por no haber usado el producto adecuado. Aunque algunas pinturas puedan parecer muy baratas pueden acabar saliendo caras…
  • Elección del color: Hay infinidad de colores para pintar una casa. Es de vital importancia escoger con acierto el color que aplicaremos para que el conjunto quede harmonioso. Hemos de decidir bien los colores de pintura para paredes  , techos y suelos que aplicaremos para que el resultado quede bonito.Cuando contratas un profesional suele ser común que, a parte de escoger un color con una carta de colores, se realicen algunas pruebas de color en la pared (depende, también, del tipo de colores que se usan). Esto ayuda a visualizarlos mejor, ya que no se acostumbran a ver igual en la carta que en la pared. Si nos pintamos nosotros mismos el piso tendremos más dificultad a la hora de realizar las pruebas (¿compramos distintos colores para pintar o nos fiamos de la carta de colores?).
  • Técnicas de pintura: Pintar una casa requiere un mínimo conocimiento de las técnicas usadas al pintar. No se trata de mojar un pincel en la pintura y pasarlo por la pared, sin más. Hay que coger la cantidad justa de pintura para evitar el goteo, saber por dónde empezar, saber cómo hay que pintar las esquinas (en especial cuando el techo o las paredes cercanas van de distinto color), etc. Hay que hacerlo de tal forma que la pintura quede uniforme en la pared, sin grumos ni gotas.
  • Herramientas que permitan realizar un buen trabajo: Por mucho que se dominen las técnicas y se disponga de una pintura de calidad, las herramientas de las que se disponen deben ser las adecuadas para cada trabajo. No disponer de un rodillo puede alargar, de forma exagerada, la realización de algunos trabajos. Además, si los pinceles y rodillos que usamos no están en buen estado pueden dificultar mucho los acabados.

Siempre es bonito ser capaz de pintarse la casa uno mismo, pero no todo es tan bonito como parece. Hay que ser consciente de las dificultades que conlleva la tarea para evitar grandes disgustos en nuestro hogar. Si tienes ganas de pintarte tú mismo el piso, te animamos a leer los distintos artículos relacionados con el tema que puedes encontrar en nuestra web. Algunos de ellos te enseñarán, por ejemplo, ideas para pintar una casa, a pintar paredes o pintar puertas. Si prefieres dejarlo en manos de los profesionales, puedes pedirnos asesoramiento para encontrar al pintor que necesitas. Con Pintorist, dispondrás de una amplia red de profesionales de la pintura, que te permitirá encontrar el que mejor se ajuste a tus necesidades.

¿No sabes a quién elegir? ¡Te ayudamos a encontrar al pintor que necesitas!

También puedes llamarnos al 931 937 854 y te ayudaremos en tu proyecto de pintura.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí, en la política de cookies.
Aceptar Cerrar