Los pasos básicos para quitar el gotelé

¡Alisar paredes! Esto es lo que se lleva. Está claro que es uno de los temas de moda: más del 15% de las solicitudes que recibimos en Pintorist.es es sobre quitar gotelé. Y la verdad es que no faltan motivos. Las paredes lisas suelen dotar de mucha más modernidad a las viviendas y las estancias. El gotelé es un acabado que solía hacerse para esconder las irregularidades de las paredes. Además, suele dar un aspecto más anticuado a las estancias. ¡Qué cambio puede dar una vivienda simplemente con quitar el gotelé de las paredes! Un ejemplo podemos verlo en la primera imagen, estas paredes que se ven tan lisas han ayudado a este piso construido en los 70 a parecer un piso moderno y actual. No hizo falta ningún estuco ni microcemento.

Hoy nos vamos a centrar en el proceso de quitar el gotelé. Ya hemos hablado en varias ocasiones sobre ello, pero en este tema cada maestrillo tiene su librillo. Hay distintas formas de hacerlo que pueden variar en función del grosor de la gota que hay que quitar, del presupuesto del que disponga el cliente para realizar el trabajo, de si se quiere reducir la cantidad de polvo a generar, etc. Para ello, hoy hemos invitado a uno de nuestros pintores certificados Raúl, de Pinturas RMD para que nos cuente cómo suele hacerlo. De esta forma tendremos otra visión más para poder contrastarlo.

Si estás buscando como alisar las paredes de forma simple y rápida es mejor que dejes de buscar. Primero, tendrás que armarte de paciencia, ya que este tipo de trabajos requieren de meticulosidad y de un importante esfuerzo físico. Raúl nos comenta "Estos trabajos son los que más desgaste y dolores de espalda nos provocan a los pintores, aunque también es cierto que suelen ser algunos de los que más satisfechos nos dejan al finalizar. Y si hay que quitar el gotelé del techo... ¡eso sí que revienta! Aunque, como digo, vale la pena."

Los muchos años de experiencia que tienen como pintores, también les permiten tener sus truquillos para generar menos polvo (como el uso de máquinas de lijar con aspirador incorporado), para dejar la pared más lisa o para trabajar de una forma más rápida y eficiente. Todo esto será lo que pueda marcar la diferencia entre un correcto alisado de paredes y un resultado excelente que provoque un cambio de los que impresionan en una vivienda.

Marta 08/10/2018 alisar paredes gotelé

Hay dos formas de empezar a quitar el gotelé. En muchas ocasiones, en RMD intentan tender las paredes directamente sin tener que raspar el gotelé antes. Con esto, se evitan generar todavía más polvo. Otras veces, sobretodo cuando el gotelé es muy grueso, hay que empezar raspando un poco el gotelé antes de proceder a alisarla. Así pues, el primero de los pasos que presentaremos a continuación, puede obviarse en muchas ocasiones sin que el resultado final se resienta. Es más, probablemente se podrá minimizar el polvo generado gracias a ello.

Lo que sí hay que hacer siempre, y más cuando estamos haciendo precisamente esta clase de trabajos, es taparlo todo muy bien. Hay que cubrir el suelo con materiales especiales que venden para suelos tratando de sellarlo bien por las esquinas para que no se pueda colar el polvo por ningún sitio. También habrá que tapar con cinta y otros materiales protectores los enchufes, interruptores, marcos de puertas y ventanas, esquinas de muebles, zócalos, etc. Nos evitará muchos accidentes y hará que luzca mucho más el acabado final. Parece mentira lo que puede destacar un marco o un interruptor sucio. Con los muebles, lo que suelen hacer es colocarlos en el centro de cada estancia y cubrirlos con un plástico o una sábana.

Los 4 pasos básicos para quitar el gotelé:

1. Mojar las paredes
con un pulverizador de agua o un rodillo de los que se usan para pintar. Ésto facilitará mucho el raspado de gotelé (si se decide hacer este primer paso) que es lo que hay que hacer en este primer paso. Se suele aconsejar que se espere algunos minutos (15 ó 20 como mucho) a empezar a rascar después de haber mojado la pared para que se moje bien todo. Habrá que tener un cuidado especial con que esté todo bien protegido, ya que es uno de los pasos en los que se genera más polvo.

2. Ahora podremos pasar a lo que es propiamente el alisado de paredes. Hay que tender las paredes con pasta. Se suelen utilizar pastas especiales para esto, la más habitual es usar alguna de las variedades de Aquaplast. Se tiende la pared y se quita el producto sobrante para poder alisarlo bien. Una vez está lisa la pared, hay que dejar secarla y volver a repetir el mismo procedimiento hasta que la pared quede bien lisa. Entre capa y capa, habrá que dejar secar la pasta aplicada para que se adhiera bien a la pared y nos mantenga la superficie tan lisa como la hayamos dejado.

3. Cuando creamos que la pared ya está lisa, habrá que usar un foco o una bombilla para enfocar las paredes desde distintos ángulos y poder encontrar las faltas (ver segunda foto). Entonces habrá que lijar las faltas hasta que no se vean para que quede la pared bien fina y homogénea. Este es uno de los pasos en que hay que tener más paciencia y atención al detalle. Es uno de los puntos en los que se marcan diferencias, aunque para ello es importante que se haya sido fino en el paso previo.

4. Ahora, una vez la pared esté bien seca se podrá proceder a aplicar el acabado final. Se puede pintar con esmalte, con pintura plástica o con el tipo de pintura y color que se desee.

Como se puede apreciar, el quid de la cuestión no es tanto la dificultad de conocer los pasos sino la paciencia, meticulosidad y esfuerzo al aplicarlos y el conocimiento para seleccionar el producto adecuado. Esto nos puede ayudar a juzgar los presupuestos. Cuando nos encontremos uno muy económico es probable que se ahorre un poco de tiempo al alisar o al repasar las faltas y no quede bien liso y homogéneo o que, simplemente, no sea cuidadoso con la limpieza y se esparza el polvo por toda la vivienda.

Lo bueno es que los pintores profesionales como Pinturas RMD que llevan muchos años perfeccionando su técnica ya conocen todos los truquillos. También tienen sus propias técnicas de tendido y lijado que les permiten conseguir unos resultados excelentes e incluso trabajar de forma rápida y eficiente centrando los esfuerzos en esos puntos que saben que son más delicados y que marcan más diferencias.

Si quieres pedir presupuestos a pintores profesionales de tu zona, puedes pedir un presupuesto sin ningún coste ni compromiso aquí mismo en el botón que encontrarás al final de este artículo. Contamos con una red de más de 3000 pintores por toda España y más de 1800 opiniones de clientes reales que han realizado trabajos con ellos. Desde pintura para azulejos, hasta el revestimiento de fachadas, pasando por quitar el gotelé.

¿No sabes a quién elegir? ¡Te ayudamos a encontrar al pintor que necesitas!

También puedes llamarnos al 931 937 854 y te ayudaremos en tu proyecto de pintura.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí, en la política de cookies.
Aceptar Cerrar