Estuco

Se ha escrito mucho sobre el estuco: qué es, de qué materiales está formado y cómo se aplica. Pero hay que investigar mucho para poder hacerte una idea global. Es por esto que hoy queremos ayudar a resolver algunas dudas al respecto. Comentaremos en qué consiste un estucado, algunas pinceladas sobre los distintos tipos de estucos y las ventajas y desventajas que presentan.

El estuco es un revestimiento que se consigue mediante la aplicación de capas de pasta. Esta pasta puede ser sintética (realizada con distintos tipos de resinas) o basada en la cal (a parte de otros componentes con los que se mezcla). Es una solución decorativa que permite jugar con texturas y acabados distintos a los de la pintura tradicional. Se pueden hacer imitaciones de mármol, conseguir brillo o hacer acabados con relieve entre otros. Le podemos dar la apariencia que queramos según lo que buscamos.

María 28/10/2015 estuco , estucado , estuco veneciano

Al aplicarlo, se suelen dar varias capas finas de esta pasta. Se va reduciendo el grosor de las capas a medida que se van aplicando, siendo la primera la más gruesa y la última la más fina. Entre capa y capa, se debe de dejar un tiempo prudente de secado. Con algunos materiales aconsejan dejar un mínimo de 12 horas entre la primera y la segunda capa, aunque depende mucho de los materiales. Antes de aplicar la primera capa debemos asegurarnos que la pared quede bien lisa y sin desperfectos. Si se trata de un estuco a la cal, el brillo se tiene que sacar antes de que esté del todo seco. Si el estuco es sintético, normalmente, se le puede sacar el brillo en cualquier momento. Para acabar el estuco, es necesario protegerlo mediante la aplicación de cera y pulirlo, posteriormente, con una máquina de pulir o una manopla de lana.

Últimamente se suele pensar que el estuco veneciano es la mejor opción cuando queremos que una pared nos quede con una imitación de mármol. Es algo muy difícil de conseguir con la pintura normal. Aunque este tipo de estuco no es considerada una técnica fácil, aplicada por un experto puede aportar un resultado excelente. Además, su precio es mucho más económico que el del mármol.

Otro de los usos que hemos visto, recientemente, que le han dado alguno de nuestros clientes es poner un estuco a la cal en un baño que estaba alicatado. Se ahorran de hacer las obras de quitar los azulejos y, a la vez, consiguen una imagen nueva y renovada. El baño cambia totalmente el aire y se moderniza. Además, si se han usado buenos materiales y se han aplicado con una técnica depurada se convierte en una solución resistente incluso para estancias tan húmedas.

A pesar de su elevado precio en comparación con la pintura tradicional, son muchas las ventajas que nos da el estuco. Algunas son más subjetivas y relacionadas con los gustos personales, como el aspecto y las posibilidades decorativas que nos da. Por ejemplo, nos permite crear efectos muy interesantes e imitar a materiales más caros como el mármol, comentado anteriormente. Otras son más tangibles, como la resistencia a la humedad. Suele tener una larga duración. Algunos dicen que, con el debido cuidado, un estuco a la cal de interiores bien aplicado puede durar cientos de años. Por esto mismo se suele decir que el estuco es una inversión a largo plazo que, además, da más valor al espacio en el que se aplica. Normalmente, suele ser muy fácil de limpiar. Solo hay que fregar con un paño húmedo tan pronto como sea posible. Cuanto más tiempo se deje pasar, eso sí, más difícil será limpiarlo. En muchos casos también es considerado como un buen aislante térmico.

Pero como todo, también tiene sus contras. No es fácil de aplicar, se le tiene que dedicar mucho tiempo y requiere de unos materiales específicos y caros. Eso hace que sea más caro que la pintura. Si no se escogen los productos adecuados podemos tener imprevistos con el color final o se puede tener que pintar a menudo para que no pierda su color. Los estucos sintéticos preparados más actuales no son compatibles con los estucos más antiguos basados en productos naturales, aunque hoy en día también hay pintores preparados para realizar estucos como los de antes.

Si estás interesado en poner un estuco no dudes en pedirnos a un pintor especialista en la materia. Él te podrá hacer un presupuesto y, si hace falta, aconsejarte y recomendarte sobre el estuco a colocar. Solamente tienes que solicitar presupuesto y contarnos lo que quieres.

¿No sabes a quién elegir? ¡Te ayudamos a encontrar al pintor que necesitas!

También puedes llamarnos al 931 937 854 y te ayudaremos en tu proyecto de pintura.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí, en la política de cookies.
Aceptar Cerrar